Hay dos formas principales de vender productos y servicios (esto incluye aplicar a un trabajo por cierto). Lo vamos a llamar el “estilo de ventas McDonald´s” y el “estilo de ventas Armani”. El estilo de marketing en ambos es diferente y produce diferentes resultados. Uno se enfoca en la calidad y otro en la cantidad.

¿Cantidad o calidad?

Los restaurantes de McDonald´s y similares le deben el éxito a su tamaño y consistencia en productos y en el servicio, además de impecables sistemas de negocio. Por estas cosas, pueden darse el lujo de vender más barato que otros restaurantes. Ellos no publicitan comida “buena”, ellos publicitan que es “barata, rápida y siempre igual”. La gente no suele andar por ahí sintiéndose orgullosa de haber comido ahí, de hecho puedes llegar a comer allí a pesar de tu mejor juicio. Ellos a menudo mencionan el nuevo combo o la nueva promoción. El precio bajo siempre es importante en su estilo.

Armani, por otro lado, no produce en masa de la misma manera. Ellos no publicitan “precio”, ellos publicitan el “valor” de la compra. Las personas compran trajes de Armani por la imagen y por su valor duradero. Un traje comprado en un almacén de cadena puede ser mucho más barato pero también se empieza a caer a trozos después de la primera lavada. Un traje de Armani puede de hecho ser una mejor compra en el largo plazo.

Cuando haces marketing de tu negocio o de ti mismo en entrevistas de trabajo tienes que saber que estilo quieres usar en el mercado. En las ventas basadas en “cantidad”, vas a atraer más clientes, más fácilmente. El precio que pagas por vender así, es que la lealtad de tus clientes solo va hasta tu precio más bajo. Tan pronto como un competidor ofrezca un mejor trato, tus clientes se irán. También, puedes trabajar más horas sin la recompensa.

En las ventas basadas en “calidad”, va a tomar más tiempo encontrar a tus clientes o un trabajo que encaje en ti. También, vas a necesitar gastar más tiempo posicionando tus servicios como únicos y valiosos. Lo bueno es que vas a ser visto como un aliado de tus consumidores y será difícil reemplazarte. Vas a tener una mayor lealtad de tus clientes y una mayor satisfacción también.

Así que, ¿tú que vendes, cantidad o calidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.